DENIM MOORER

Moorer, en la creación y en la confección de sus prendas, siempre refinadas y exclusivas, se distingue por el cuidado y la precisión en la elaboración de los materiales, apostando por un look sobrio, pero exclusivo, con una atención especial a los detalles.

Pero es, sobre todo, la filosofía en las elecciones que distingue Moorer, en la elección siempre y solamente de lo que de mejor existe en el mercado, para alcanzar la máxima calidad y comodidad; eso es el MADE IN ITALY.

JEANS MOORER

El jeans Moorer es una prenda de sastre completamente realizada en Italia, con unas características de materiales y elaboraciones muy peculiares, que las caracterizan.

Éstos son los elementos distintivos de un jean MOORER “LUXURY QUALITY”:

  • DENIM
  • CONFECCIÓN
  • ACCESORIOS
  • DETALLES

DENIM

El denim es un tejido de algodón, normalmente con trama blanca o bien ecru, mientras que la urdimbre es azul. El algodón de alta calidad de nuestros jeans procede de América, Camerún y Australia, donde se seleccionan las mejores cosechas, que tienen la característica de tener una fibra más larga, de más de 30 mm: eso garantiza una gran duración y una alta resistencia al desgaste y a los lavados.

Actualmente el denim más preciado por su calidad y sensación al tacto se teje en su mayoría en Japón y se produce con viejos telares de las décadas de los 30 y de los 50, que hacen que el proceso de tejido sea más lento y menos preciso; sin embargo, éstas son imperfecciones y peculiaridades que confieren carácter y valor al denim.

El tejido que se produce con estos telares viejos es mucho más bajo con respecto a los de los telares de nueva generación; por lo tanto – además de una producción más lenta – resulta necesaria una mayor cantidad de tejido para producir una prenda.

En algunas de estas telas especialmente bajas (aproximadamente 85 cm), está presente el orillo que delimita los lados del tejido, el cual se construye con un número mayor de hilos y se presenta con colores distintos, normalmente el blanco y el rojo. Con estos tejidos se produce el SELVEDGE JEANS u orillado, que se reconoce porque estos bordeados de color distintos están presentes sobre todo en el interior de la prenda, en los bordes de la costura de la parte exterior de la pierna.  Esta medida caracteriza prendas que tienen un valor todavía más grande, porque el tejido consumido será más del doble con respecto a los demás; además tendrá un sabor antiguo con referencia a los orígenes del tejido y de la confección del jean.

El proceso de teñido de las telas es otro componente importante para el denim de alta calidad:  nuestros jeans se tiñen con colorantes de origen vegetal que requieren una técnica y unos procedimientos más complejos, que, sin embargo, garantizan un resultado en línea con la tradición del jean, manteniendo la prenda siempre viva en el tiempo.

CONFECCIÓN

Todos nuestros jeans se confeccionan en Italia en nuestros talleres, expertos y con una larga tradición. Todas las fases de la confección se cuidan con una atención muy grande, desde el hilo que se utiliza a los bordeados, hasta los refuerzos tanto en el exterior como en el interior de la prenda, con el fin de obtener un aspecto hermoso, ordenado y curado, y además para obtener una mayor duración de la vida útil.

ACCESORIOS

La atención por la calidad y la cura de los detalles normalmente presentes en nuestras colecciones, se reflejan en la elección de los accesorios. Botones, remaches, salpas, además de estar constituidos por materiales de altísima calidad, se seleccionan, elaboran y pulen rigurosamente y de forma individual, y además cumplen las normativas internacionales más exigentes.

DETALLES

La atención por la calidad y los detalles es otro punto de fuerza de las prendas Moorer, ya que son características principales que identifican una prenda SUPERIOR con respecto a las que se encuentran normalmente en el mercado.

MANTENIMIENTO

Para obtener una larga duración de esta prenda, hay que observar los consejos de lavado presentes en la etiqueta interna; además se requiere la atención y el cuidado que normalmente se reservan a los productos más preciados.